Yalma

 

Destilar la esencia de la tierra en una bebida. Así elabora Yalma su ginebra y vodka de trufa negra, unos productos que hemos incorporado a nuestro portfolio por su innovación y calidad.

La idea surgió un jueves de noviembre de 2015, cuando  entre un grupo de amigos apasionados por las bebidas artesanales pensaron en cómo dar con el elixir prefecto.

Para su vodka y su ginebra utilizan el Tuber Melanosporum, o lo que es lo mismo, la trufa negra que se encuentra oculta a treinta centímetros bajo tierra. Los encargados en buscarla siguen la tradición trufera hererada de sus abuelos que, junto con la labor artesanal de los destiladores, dan como resultado bebidas perfectamente equilibradas, elegantes, suaves y con un inusual gusto que persiste en el paladar.

Y lo consiguen gracias a la fina destilación que hacen de este hongo, también llamado diamante de invierno, ensalzado por cocineros y gastronómicos desde la antigüedad por su gran sabor y aroma intenso y personal.

De ella salen dos productos:

– Gin Trufa Negra, una ginebra destilada a partir de aguas procedentes del deshielo de Sierra Nevada, alcohol de trigo y trufas negras de la más alta calidad.

– Vodka Trufa Negra, elaborado con los mismos ingredientes.

Pero no solo hacen estos dos licores. En Yalma, que tienen una firme apuesta por la innovación, también han sacado otro novedoso y atrevido producto, como es el vodka de patata violeta.

Porque, en definitiva, estos amigos y ahora socios pretenden dar al consumidor un producto exclusivo destilando tesoros de la tierra para condensar todo su sabor en un vaso. Y, precisamente, por su riesgo, calidad y buen hacer, hemos decidido añadirles a nuestro listado de productos, en los que siempre intentamos primar lo más exclusivo del mercado.

Más productos de esta categoría